4 portadas de libros que apostaron por arrugar lecturas

12 diciembre 2014

1984

4 portadas de libros que apostaron por arrugar lecturas

 Sergio Suárez 

Los buenos relatos tienen todos los números para no llegar a nadie, por muy buenos que sean, si las portadas de libros que tienen que hablar de ellos, no valen ni el papel en el que están impresas. Para algo existen diseñadores editoriales, para algo hay servicios de edición, la imagen de la portada de un libro vende en la batalla de la feroz -y sorda- competencia de los escaparates y anaqueles de cualquier librería. La lectura viene después. Sin buenas portadas, no hay paraíso literario. 

Quiero mostrarte cuatro adefesios de portadas de libros que afortunadamente no mataron las buenas obras literarias que empezaban en sus terceras páginas. Se trata de obras ya famosas que tuvieron que sufrir el desatino de que alguien sin tino apostó por hacerles portadas malas, pésimas, nefastas... ¿Las vemos? 

Charlie y la fábrica de chocolate

-'Charlie y la fábrica de chocolate' de Roald Dahl. Quien diseñó la portada del relato de 'Charlie...' no lo leyó, desde luego. Debía tener alguna foto sobrante de otro y la pegó tal cual. Se me escapa qué intenciones debió tener el autor de la portada para hacer ésto. Estaría encantado de tomar un café con él y ser capaz de entender esa mente que confunde un relato de terror suave con la trama de una 'Lolita'. 

-'1984', de George Orwell. La historia de '1984' es dura, sórdida, apocalíptica. Esta portada de una versión de 1956 es sexy, muy sexy, fíjate en el look tan descocado de las figurantes dibujadas en la portada. Si los lectores que compraron este libro sin saber nada de él, buscaban emociones libidinosas, el chasco estaba asegurado. Toda una incoherencia... de libro. Nunca mejor dicho. 

Cumbres borrascosas

-'Cumbres borrascosas' de Emily Brontë. El mal de esta portada de la obra más famosa de Emily Brontë es el color negro del fondo. Se supone que el público objetivo de este relato son los adolescentes. Para atraerlos, nada como los colores llamativos y, de alguna manera, invitaciones a las experiencias. Pero este negro, negro de la portada asusta, parece sacado de un libro de horror, o más que horror, de error. 

La princesa prometida

-'La princesa prometida' ('Princess Bride') de William Goldman. 'La princesa prometida' es una historia de aventuras, de amor, que fascina ¿entonces a qué viene este dibujo de una princesa con aires de chamán, con un pájaro en la testa y serpientes que le salen de los bajos fondos? Un despropósito. Como el resto de portadas de libros.

 

Sergio Suárez es editor de Ebukalia, ebook editorial y libros pdf.