5 formas de encontrar el nombre perfecto para una novela

11 noviembre 2014

 

5 formas de encontrar el nombre perfecto para una novela

Sergio Suárez

Elegir un título para una novela no es cosa fácil, hay que ser original, hay que destacar, llamar la atención, y, por supuesto, hay que ser fieles a su trama, de alguna manera. 

Para hacerlo más fácil, te propongo algunas ideas que te podrán ayudar a elegir el más correcto, o el justo. No pretendo darte nombres cerrados, claro que no, pero sí recursos y argumentos creativos y de marketing que quizás te hagan saltar la chispa para dar con el nombre perfecto para una novela. 

Veamos esos recursos: 

-Google. Sí, una búsqueda en Google nos puede devolver la información sobre si nuestro título ya ha sido elegido, o mejor, también nos puede acercar a otros términos que no se nos habían ocurrido. Por supuesto que hay que elegir entre denominaciones que resulten realmente originales. 

-Cuenta el relato. Cuenta de qué va tu novela, a tu entorno, a tus amigos y familiares, a la gente que te puede ayudar a reducir las opciones de posibles títulos. Sus preguntas y sus enfoques, los que no se te habían ocurrido, obrarán el milagro creativo. Se trata de un ejercicio que puede ser muy interesante. Un juego de palabras y de conceptos en clave brainstorming grupal. 

-Coherencia con la trama del relato. El título de una novela puede ser revelador del contenido y hasta del tono que el lector encontrará en sus páginas. Ojo, una novela de la que queramos hacer una edición de ebooks y que trate sobre problemas personales entre los personajes no puede tener un título descriptivo. No vale un 'Mis vacaciones en Italia'. Tiene que darse una cierta coherencia con la trama del relato, con el tema de la novela. 

-Verbos y palabras. La experiencia comercial dice que los títulos de novelas que mejor funcionan son los que incluyen verbos que se relacionan con acciones y que suman no más de tres palabras. No sólo para facilitar el trabajo de los servicios de edición y maquetación, sino para llegar a la percepción del lector potencial. ¿Un ejemplo?: 'Volar al paraíso'. ¿otro?: 'Seducir antes de morir'. 

-Títulos con significados chocantes. Me refiero a títulos que son en sí mismos un misterio. La idea es abrir una puerta a la imaginación del lector y capacitarlo para que se arme con toda libertad una idea de lo que puede ser el contenido de la obra. ¿Un ejemplo? 'Caravana Family', uno de mis relatos en ebook publicados en Ebukalia. 

Bueno, ya tienes cinco argumentos más para titular tu obra. Una novela con un título que tiene que sonar bien..., o no. Tú decides.

 

Sergio Suárez es editor de Ebukalia.

 

Foto WC vía Nastya Birdy.