6 ideas para escribir con la tinta de la creatividad

03 diciembre 2014

Creatividad literaria

6 ideas para escribir con la tinta de la creatividad

 Sergio Suárez 

La creación de ideas clave con las que componer un relato literario puede resultar un proceso aleatorio e incluso místico, pero te aseguro que hay formas muy sencillas de allanar el camino para dejar entrar la creatividad y las buenas ideas en tu imaginación. 

Cualquier escritor sabe que es imposible tener grandes ideas siempre. A veces, esa sequía productiva puede llegar a resultar frustrante cuando por ejemplo un relato a medias pide más vivacidad e interacción y no nos sale nada que tenga el nivel que deseamos. 

Pero en la creatividad literaria ¿qué es exactamente una gran idea?. Tal como lo veo yo, una buena idea literaria tiene que ver con las conexiones. Conexiones entre ideas previas ya conocidas a las que les damos una nueva utilidad adaptándola a nuestras necesidades creativas. 

Pero ¿cómo crear las condiciones para que esas ideas creativas surjan y ser más productivos? A éso voy. Te lo explico en seis fórmulas que me funcionan: 

Positivismo 

-Negatividades no, por favor. Un primer paso es quitarte las etiquetas limitantes. Aquello de 'no soy una persona creativa'. O el argumento de que la creatividad está sólo al alcance de elegidos. Negatividades, no, por favor. Hay que abrirse y éso se consigue admitiendo que estamos en condiciones de crear la magia que necesitamos. 

Creatividad literaria

-Las ideas absurdas también pueden estar en el escalafón. Una forma corriente de limitarse es ponerse a la defensiva con las ideas disparatadas. Las apartamos porque parecen poner en evidencia que algo no funciona en nuestro cerebro y hasta compartirlas se puede convertir en un problema. Incluso, fíjate bien, hasta los insultos en Internet pueden servirte como catarsis creativa. 

Yo no lo veo así, las ideas disparatadas pueden no tener mucho recorrido, pero, reestructuradas, y con algo de tiempo, pueden abrir a otras ideas. Yo te recomendaría que dejaras esas ideas sin sentido dormir el sueño de los justos, hibernarlas o congelarlas. El tiempo te dará la verdadera medida del sentido final de esos argumentos. Yo lo llamo reciclado creativo. 

Experiencias 

-Sí a las nuevas experiencias. Las conexiones de ideas de las que te hablaba al principio de este comentario crecerán si eres sensible a nuevas experiencias que pueden convertirse en buenos estímulos. Me refiero a leer, leer mucho, viajar, participar en actividades que resulten nutritivas para la mente y para el espíritu. No tengas miedo a salirte por la tangente, tal vez en esa dirección esté tu camino más creativo. 

-Guárdate las ideas rápidamente. Una forma de perder el hilo de una buena idea es desconectarnos con ellas. Si tomamos nota del argumento, estaremos en condiciones de proporcionarnos esa información en el momento en el que podamos aprovecharnos de él. Un lugar muy fecundo para generar ideas creativas es en la cama, mientras estamos desconectados con la realidad y nos sentimos más relajados. 

Agradecidos 

-Agradece las ideas. Es de agradecidos reconocer haber sido bien servidos. Éso es lo que dice el refrán y es en lo que creo. Sentirse agradecido por nuestra nueva o vieja capacidad para crear ideas es una manera de crear una conexión positiva con nosotros mismos que supondrá, qué duda cabe, una retroalimentación que nos hará más productivos todavía. Agradece esa tu capacidad para ser creativo. Pensamiento positivo. 

-Las buenas ideas van y vienen. Exacto, las mejores ideas nacen, recorren su camino, se estancan, vuelven sobre sus pasos, nos hacen avanzar... Se trata de un proceso muy dinámico que es así de natural. 

Reconocer cómo funciona y dejar a un lado las frustraciones es un primer paso para estar preparados para cuando surja una nueva conexión creativa en nuestro cerebro. ¿Estás preparado para dejar paso a tu creatividad?

 

Sergio Suárez es editor de Ebukalia, ebook editorial, libros online.

 

Fotos FCC vía Nesster, Peg Chen y Nomadic Lass.