7 sencillos consejos para empezar a escribir un libro

06 noviembre 2014

 

7 sencillos consejos para empezar a escribir un libro

Sergio Suárez 

La parte del trabajo del escritor que puede resultar más complicada, especialmente para los que quieren empezar, es la escritura, la redacción de lo que se quiere comunicar. Son muchas las ideas que te pueden venir a la memoria cuando quieres escribir un libro, mucho lo que has leído sobre lo que funciona o no funciona en la creación de una obra literaria.. Sin embargo, te aseguro que todo puede resultar mucho más simple. 

Te quiero mostrar siete ideas, consejos, o como los quieras llamar, simples, tontos, para echar a andar tu escritura. Si estás bloqueado porque las palabras no te llegan o porque no crees tocar el tema como lo imaginas, sigue leyendo porque vamos al principio de todo, al comienzo del comienzo: 

-El comienzo del comienzo. Todo puede empezar por una redacción corta, tal vez de 300 palabras. Algo concreto, sencillo, fácil de manejar, que pueda luego desarrollarse. 

-Esquemas. Al hilo de lo anterior, una buena forma de preparar el desarrollo de un libro es utilizar un esquema, o varios esquemas, los de los capítulos, por ejemplo. Se trata de reducir la información, lo mismo, a un tamaño, a un formato, que podamos manejar. 

-Escribe a tus horas. Programa tu actividad creativa, destina una hora del día, unos días a la semana a desarrollar tu talento, eso te permitirá entrar en 'modo escritor' y pensar qué es lo que quieres hacer cuando te pongas a ello. Programa, programa, programa. 

-Un trono para el rey o la reina de la escritura. Un lugar agradable, un espacio confortable en el que llamar a las musas para escribir un libro, nos dará un valor añadido, la concentración en nuestro entorno natural. Sí, creo que lo podemos llamar así. 

-Escribir en escalas. Hazte una medida de qué es lo que quieres escribir, si un libro de papel de bolsillo, que puedas editar en servicios de edición como el de Ebukalia, un libro electrónico o una novela más extensa. Con ello, conseguirás tener una idea clara de los tiempos que necesitarás invertir y los límites formales de tu creación. 

Como referencia de las longitudes en palabras que puedes barajar, aquí te detallo un resumen: 

-10.000 palabras: un folleto o similar.

-20.000 palabras: e-books u otro libro corto para impresión en cortas tiradas de libros de papel.

-40.000-50.000 palabras: el tamaño perfecto para un libro de no ficción. 

-60.000-70.000 palabras: un libro de no ficción algo más elaborado.

-80.000-100.000 palabras: El tamaño de una novela típica. 

-Motivación. Busca la ilusión en la recreación de la historia que quieres contar, vívela, siéntela, eso te pondrá en la senda de la mejor motivación, la que brilla en creadores literarios que desean comunicar y servirse de su talento. 

-Escribe otro libro. No, no es una tontería. Muchos escritores noveles se avergüenzan de sus primeras obras. La mejor forma de superar esa visión, muchas veces distorsionada, es dejando claro que tenemos madera de escritor. Sí, construyendo otro proyecto, escribiendo otro libro. 

 

Sergio Suárez es editor de Ebukalia.

 

Foto FCC vía Shinichi Sugiyama