Bibliotecas de tabletas, una conexión remota

29 diciembre 2014

Tablilla de la Biblioteca de Asurbanipal

Bibliotecas de tabletas, una conexión remota

 Sergio Suárez 

Las tabletas se han convertido en herramientas de trabajo muy útiles, presentan la información de una manera natural, como si se tratara de una hoja de papel. Las pantallas táctiles obran el milagro de usar las manos y la punta de los dedos para guiar las lecturas y hasta para escribir. Las tabletas son toda una experiencia. 

Pero si piensas que sólo es cosa de nuestros días, estás equivocado. Las tabletas, o mejor dicho, las tablillas, fueron parte de la cultura y de la escritura desde que se tiene noticia. Sobre ellas se escribieron algunos de los textos más antiguos conocidos. 

Escritura cuneiforme 

Tablillas de barro fresco, delgadas y de tamaños como los de nuestras cuartillas, sobre las que se hacían incisiones con palillos en forma de cuña que formaban palabras. De ahí que a ese tipo de escritura sobre barro se le llame cuneiforme.

Evolución de la expresión 'cabeza' en escritura cuneiforme

Los textos que han sobrevivido en algunas bibliotecas antiguas representan miles y miles de tablillas que nos ofrecen una imagen del tiempo en el que fueron utilizadas. Me gustaría contarte algo sobre el valor de algunas de esas bibliotecas de tablillas y de escritura cuneiforme antigua. Cinco bibliotecas excepcionales: 

Biblioteca de Ebla 

-Biblioteca de Ebla. En Siria, con tablillas que van desde el 2500 aC al 2250 aC. Es la más antigua de las conocidas. Se descubrió en la ciudad de Ugarit, la moderna Ras Shamra. 

Son sobre todo archivos con contenido diplomático, con registros del censo, obras literarias y algunas piezas correspondientes a bibliotecas privadas, en lo que es también la colección de documentos privados más antigua del mundo. Los textos se han encontrado en varios idiomas diferentes, 1.400 de ellos en una lengua totalmente desconocida llamada ugarítica. 

Lista de las victorias del rey Rimush, gobernante de Acadia

-Biblioteca de Dile Leilan. Al noreste de Siria. Del 1900 aC. Se conservan más de mil tablillas de arcilla. De esta biblioteca como la anterior, se desconoce el estado actual de los fondos tras la guerra civil siria. 

-Biblioteca de Mari. En la actual Tell Hariri. También del 1900 aC. El archivo cuenta con unas 15.000 tablillas de barro, que incluían documentos sobre pleitos judiciales, textos diplomáticos sobre negociaciones en el extranjero, obras literarias y teológicas 

Biblioteca de Nuzi 

-Biblioteca de Nuzi. En la moderna Yorgan Tepe. Del 1500 aC. Contiene unas 6.000 tablillas escritas en la forma cuneiforme babilónica, sin embargo hay un número pequeño de tablillas redactadas en el idioma local, el hurrita. 

Escritura cuneiforme

-Biblioteca de Asurbanipal. En Nínive, la actual Mosul, en Irak. Textos que van desde el 668 aC al 627 aC. Fue considerada durante mucho tiempo la primera biblioteca del mundo antiguo. Fue descubierta en el siglo XIX y muchas de sus tablillas no habían resistido el paso del tiempo ni a lo saqueos. 

Muchas eran sólo pedazos. No obstante, de manera paciente, a lo largo del tiempo, se han podido reconstruir. Una de las grandes obras de la biblioteca es la Epopeya de Gilgamesh, una Iliada del mundo antiguo. 

Tablillas cuneiformes, un tesoro de la pasta de la tierra.

Sergio Suárez es editor de Ebukalia, ebook editorial, libros pdf.

 

 

Fotos FCC vía Davidge, Sumerophile, Rotaebot y Visotsky.