La verdad del duelo de plumas entre Góngora y Quevedo

26 diciembre 2014

Duelo de plumas entre Góngora y Quevedo 

Sergio Suárez 

Mucho se ha hablado de la rivalidad entre Quevedo y Góngora. Es un lugar común y muy popular de la literatura española del Siglo de Oro posteriora Cervantes. Sin embargo, aunque no lo creas, nunca existió tal enfrentamiento. O, al menos, tal y como nos lo ha contado la tradición popular y no se sabe cuantas obras de divulgación, servicios de edición, el cine y la televisión. 

Todo se debe a una serie de poemas que circularon por Valladolid en los días en los que la Corte tenía residencia en la ciudad. En aquellos tiempos el rey y su corte se movían de unas ciudades a otras atendiendo a diferentes necesidades políticas y económicas.

Miguel de Musa 

Digo que circularon una serie de poemas anónimos en los que se imitaba o se parodiaba a Luis de Góngora, que era ya un escritor con mucha fama. Los poemas los firmaba un tal Miguel de Musa, un seudónimo. 

Góngora escribió una serie de poemas en los que intentaba atacar a su vez a quién estaba destruyendo su reputación y ganando fama a su costa. Quevedo y Góngora parece, y sólo parece, que escribieron algunos poemas uno contra otro.

Ejercicios literarios

Y digo que parece porque no está demostrada la autoría de esos poemas, o de todos los versos cruzados de Góngora y Quevedo. Se sabe que este tipo de enfrentamientos públicos en la calle con versos difundidos en corrillos y entre círculos de escritores, artistas y estudiantes eran habituales en la poesía barroca. Ejercicios literarios diríamos hoy. 

Dos pruebas circunstanciales de que no hubo tal enfrentamiento personal es que Góngora nunca nombró a Quevedo en sus publicaciones y que, a la muerte de Góngora, Quevedo era un escritor muy poco conocido y casi inédito. 

Duelo de plumas entre Quevedo y Góngora.

 

Sergio Suárez es editor de Ebukalia, ebook editorial, libros pdf.

  

Fotos vía Scarlati, Scarlati, Donn Q, DcoetzeeBot y Wilfredor.