Las curiosas enseñanzas del maestro Stephen King

05 noviembre 2014

 

Las curiosas enseñanzas del maestro Stephen King

Sergio Suárez 

'Quien sabe puede ayudarte a saber', esa es una de las frases que mejor recuerdo de mis tiempos de bachillerato. La lanzó a sus alumnos uno de nuestros profesores, no sé a los demás, pero a mí aquellas palabras me parecieron un reto. 

Con sentido, el de encontrar a alguien que esté dispuesto a entregar el testigo a los que vienen detrás. No sé si algunos de mis compañeros recuerda aquella frase, pero lo que sí tengo claro es que creo en ese sentido de relevo generacional. Es parte de lo que nos ha hecho fuertes como Humanidad. 

Todo esto me viene a la memoria por unas notas que encontré hace unos días en casa. Notas tomadas de una entrevista que le hicieron al escritor Stephen King. En ella, le pedían algunos consejos para escritores que empiezan. Los mismos que ahora mismo buscan completar su primera edición de libros en los tiempos que corren. 

No sé si Stephen King creerá en mi relevo generacional, pero, a la vista de sus consejos, en lo que estoy seguro que cree es en el buen uso del lenguaje y en la misión del creador. Con minúsculas, por supuesto. 

Paso entonces a hacer un resumen sobre lo que el escritor cree que hace mejores obras literarias y escritores a la misma altura. En doce argumentos. Stephen King, dixit: 

-No te preocupes por el público, escribe para ti. 

-Voces pasivas. Stephen King las detesta. Dice que vuelven intemporal y artificial cualquier acción del relato. 

-No a los adverbios. El escritor cree que los adverbios no son para nada amigos de los escritores. 

-La gramática perfecta tampoco es tu amiga. Curioso. Propone incorrecciones gramaticales como parte del estilo del escritor. 

-Adiós a los miedos. El autor cree que alguna de la mala literatura de ficción nace del miedo de los escritores a hacer lo que quieran y a sentirse libres en todos los niveles de expresión. Supongo -y esto lo digo yo- que debe ser algo así como un miedo escénico. 

-Lee, lee, lee. Un consejo clásico, leer para ganar soltura y perspectiva con el armado de los relatos. 

-Tu misión no es hacer felices a los demás. Bueno, lo dice todo. 

-Antitelevisión. Stephen King se declara antitelevisión. En ella cree que no hay nada de lo que necesita un autor para crear. 

-Tres meses. Según el maestro, un libro se puede y se debe escribir en el plazo de tres meses. Entiende que la finalidad es no perder la perspectiva del relato. 

-Cero distracciones. A King no le gusta la televisión, pero también abomina de las distracciones en el momento de la creación literaria. 

-Estilo propio. No imites viene a decir, mantente en tu estilo. 

-Historias que flotan en el ambiente. El escritor considera que saber escuchar historias es parte del trabajo de creación literaria. Lo dicho, las antenas siempre bien puestas. 

Ahí están los doce argumentos de uno de los escritores más populares de nuestro tiempo. Te toca mover ficha.

 

Sergio Suárez es editor de Ebukalia.

 

Foto WCC vía Pingüino.