Los 'pecados literarios' de Benito Pérez Galdós

10 noviembre 2014

 Benito Pérez Galdós escribiendo 'Zumalacárregui'

Los 'pecados literarios' de Benito Pérez Galdós

Sergio Suárez

Benito Pérez Galdós fue un escritor comprometido con sus ideas, artista, creador y que no se identificaba con el marketing literario que hoy -y en su tiempo también- era savia para las ventas de libros. 

Galdós se equivocó de muchas maneras y su obra literaria lo refleja. Te cuento algunos detalles esclarecedores de su trayectoria para invitarte a comprender su tiempo, al autor y a sus pecados. 

¿Nunca te has preguntado, por ejemplo, por qué los Episodios Nacionales de Pérez Galdós son tan voluminosos¿ ¿por qué en sus escenas y pasajes hay mucha recreación, mucho diálogo? Bueno, hay una explicación. 

A Benito Pérez Galdós le pagaban en la edición de libros a tanto la cuartilla escrita. Su editor le abonaba cantidades mayores en función de un volumen alto de palabras. Y éso se ve. Así, se puede decir que los diálogos de 'Zaragoza', 'Trafalgar' o 'Gerona' están muy 'estirados'. 

Sobre esto, también hay una anécdota que no tengo confirmada. Se ve que Pérez Galdós llegó a visitar algún archivo para documentarse sobre los hechos históricos. Cuando le mostraron los legajos, prometió volver al día siguiente para empezar a verlos. Pero nunca volvió. Prefirió fabular sobre los hechos históricos, más que se exacto a ellos. 

Obra magna 

Otra curiosidad de las creaciones literarias de Pérez Galdós es la que se relaciona con una absurda apuesta personal. El escritor se empeñó en hacer de los Episodios Nacionales una obra magna, excelentemente encuadernada, para suscriptores y, por extensión, una edición cara, muy cara. 

Galdós no era muy popular entre los lectores de las clases económicamente acomodadas españolas. Era anticlerical, estaba en contra de los poderes tradicionales, sus personajes se suelen rebelar contra el orden establecido, sus mujeres son heroínas de carácter fuerte, dominantes, tenaces, que luchan por liberarse y tener una voz propia. Sus temas de novelas eran muy avanzados a su tiempo, pero... Y, encima, Galdós se significó como diputado republicano. No hizo mucho en su escaño, pero fue elegido por Puerto Rico, Madrid y Las Palmas para sentarse en las Cortes. 

Las clases acomodadas, que eran las únicas que podían pagar su edición de los Episodios Nacionales, no estaban interesados en una obra, ni en un escritor, que estaba en contra de sus principios. Galdós pagó la edición de los Episodios Nacionales de su bolsillo y se arruinó. Así fue. 

Casi Nobel 

De hecho, a Galdós se le ha llamado 'el casi Nobel', porque llegó a ser aspirante en varias ocasiones al premio de la Academia sueca. Los académicos de la lengua española y los representantes de las instituciones que debían promover su candidatura eran el mismo público conservador que no tenía motivos para apostar por él. 

Los úlitmos años de Galdós, con un estilo literario fuera de época, fueron bastante amargos. Se vio obligado a escribir alguna 'obra digestiva'. Digestiva es toda aquella creación artística o literaria cuya finalidad es la de proporcionar recursos económicos a su autor, literalmente para dar de comer. Digestiva fue 'Electra', obra teatral de cinco actos estrenada por Benito Pérez Galdós en Madrid en 1901. Anticlerical, por más señas. 

En la foto, Benito Pérez Galdós escribiendo 'Zumalacárregui', de sus Episodios Nacionales.

 

Sergio Suárez es editor de Ebukalia.

 

Foto WC vía Manuel Company, Nuevo Mundo